¿Qué tan pasivos somos frente a lo intolerable?


La realidad es una imagen tan cotidiana y común que se nos vuelve paisaje.  Nos quedamos inactivos a pesar de las injusticias que observamos a nuestro alrededor.  El egoísmo y el no preocuparse por los demás,  conduce a ámbitos negativos en los espacios físicos por los que nos toca trasegar en la vida.  Nos tornamos pasivos, estáticos y,  sobre todo, dejamos de visualizar  los contextos negativos evidentes. Es así como no contribuimos positiva, ni propositivamente. Continue reading

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.