Catalina Restrepo nominada al concurso “Mujeres Talento” por la Alcaldía de Medellín


Ayer en la tarde se supo la noticia de que la coordinadora de nuestra grupo HiperBarrio-ConVerGentes ha sido nominada junto con otras 6 jóvenes de la ciudad como finalistas del concurso en la modalidad Desarrollo  Social.

Se trata de un importante reconocimiento a la labor que desde hace dos años ha venido desplegando nuestra gran Cati, no solo dentro del grupo, sino con la comunidad de La Loma. Cati trabajó mucho para mejorarle las condiciones a don Suso, hizo con Gabriel Jaime el video que recorrió al mundo y recogió fondos para devolverle una vivienda digna a este importante hijo de La Loma.

Además de ser una de las chicas más activas en ConVerGentes, Catalina va a graduarse el año entrante de la carrera de Trabajo Social de la Universidad Continue reading

Donde Jugar en La Loma


Ayer sábado aprovechamos nuestro segundo taller de VideoBlogging a cargo de Henry Barros para plasmar en un video de 1min. Aprox. Este interrogante que tenemos desde hace tiempo…

La Loma es una vereda donde los parques infantiles brillan por su ausencia, algunos barrios de la vereda cuentan con canchas de fútbol, la mayoría en pésimas condiciones. Continue reading

Una vida como la tuya requiere de una mano amiga: Campaña Pro Suso


Como ya se había contado aquí, y a través de Dailymotion, Youtube, Rising Voices, El Oso, Ojo al texto, , y ¿Comunicación? :  El segundo capítulo de la historia de “Suso” se empezó a construir el miércoles 6 de febrero con la demolición de lo poco que quedaba de su vivienda.

La "vieja" casa

A 9 meses de iniciado dicho proceso, podemos afirmar que gracias a la gestión que realizamos, hoy Suso puede contar con una vivienda más digna.

Sin embargo, para que la dicha sea completa, se necesitan algunos recursos que garantizen la culminación total de las obras. (Que hoy se encuentran en obra negra).

Por este motivo, en el marco de nuestras reuniones como proyecto, TODOS decidimos emprender una campaña, para que la comunidad bloguera, se una a esta causa y con su donación nos ayude a cumplir el objetivo de esta campaña Pro Suso que no es otro que finalizar totalmente las obras de construcción.

Nuestra propuesta es que si usted está interesado en contribuir para lograr este objetivo, coloque el siguiente cartel como widget de su blog:

logo-prosuso-11

y/o deposite su donación en la cuenta de ahorros No: 24522355631 del banco Colmena a nombre de Catalina Restrepo.

Día tras día iremos contándoles como va la cifra: la idea es llegar a un millón de pesos -$1.250.000- (Unos US$ 500).

Suso, Suso, Suso


El 6 de febrero de este año se iniciaron las obras de construcción de una nueva casa para Don Manuel Pizarro Sierra (Suso).

La antigua casa

La antigua casa

Una motiladita

Una motiladita

Mujeres trabajando por Suso

Mujeres trabajando por Suso

Trabajando por Suso

La casa en pie

La casa en pie

Su historia se dio a conocer hace un año cuando una de nuestras compañeras, en el marco de una conversación informal, nos contó que conocía a un habitante de nuestro barrio cuyos padres donaron los terrenos donde actualmente funcionan la Iglesia San Vicente Ferrer, La Institución Educativa Loma Hermosa, y la filial “La Montaña” de la BPP.

Dicha información nos sorprendió, pero más inquietos quedamos cuando supimos que quien pudo ser el heredero de una gran extensión de terreno se encontraba viviendo en unas paredes de tapia sin techo, sin servicios públicos, y que reciclaba pese a su limitación visual.

Pensando, pensando, descubrimos que la comunidad no había hecho nada por Suso y que adolecía de indiferencia; y así decidimos empezar la gestión de recursos que nos permitieran construir una nueva casa, más digna, en la que Suso pueda terminar sus días tranquilamente.

En nuestro acto de buena fe poco o nada tuvimos en cuenta el estado legal de los terrenos ya que en nuestra ignorancia consideramos que por simple permanencia, de 75 años en ellos, Suso tenía derecho sobre ellos.

Ahora nos encontramos con que lo que sospechábamos: El terreno donde se encuentra ubicada la casa de Suso no está legalmente a su nombre y obviamente sus dueños (sobrinos de Suso) ahora desean vender… Si, ahora cuando las obras están a punto de culminarse, ahora que cualquier tropiezo sería jugar con las esperanzas que un viejo a puesto sobre nosotros, que sin ningún grado de consaguinidad con él, quisimos retribuirle lo que sus padres hicieron a través de un proceso, que aunque largo, nos ha dado satisfacciones al igual que dolores de cabeza, nos ha puesto a trabajar en comunidad y nos ha hecho ver que querer es poder.

No más indiferencia


Por: Gabriel J. Vanegas
http://esasvocesquenosllegan.wordpress.com

Muchas son las cosas que han pasado desde que nos pusimos en la terea de rescatar la memoria histórica y cultural de La Loma y el Corregimiento de San Cristóbal, en Medellín. Entre ellas la historia de Suso.

No sabiamos que era tan importante en la hisroria de La Loma y mucho menos buscabamos escribir por escribir, sin pensar en las personas y las consecuencias de lo que hacemos.
Ya sabemos que no podemos ser indiferentes, que lo que hacemos no se debe conducir a buscar soluciones a las problematicas de nuestra comunidad.

A ser conscientes de nuestro papel en la historia. Hoy Suso necesita de todos nosotros y nosotros necesitamos hacer lo correcto para salir de la impotencia y abatir la indiferencia.

Espramos que este paso contribuya a que nos sigamos movilizando…

Suso, la gratitud y la dignidad humana


Autores:

Yuliana I. Paniagua. – http://sondelaloma.wordpress.com
Catalina Restrepo.- http://catirestrepo.wordpress.com
Gabriel Vanegas– http://esasvocesquenosllegan.wordpress.com

Al igual que en los pueblos de Antioquia, La Loma cuenta con sus personajes típicos, esos que recuerda cada generación, a causa de verlos o tratarlos.

Los jóvenes se refieren a él como “Suso Mugre”, para los adultos esa persona que desde pequeños han visto en la calle, quienes tienen más de cuarenta años lo distinguen como el hijo de Pachito.

Su nombre de pila es Manuel Salvador, hijo menor del Señor Francisco Pizarro y Doña Esperanza Sierra, nació el 26 de octubre del año 1.929 en el Municipio de Armenia, Antioquia.

A sus 78 años es un hombre trabajador que se siente útil. Desde pequeño aprendió a arar la tierra, a rozar el monte y a coger café. Hace muchos años fue albañil, oficio que aprendió como ayudante. En la actualidad intercala la vida de campo con el reciclaje, ya que no cuenta con ninguna otra fuente de ingresos. En un día puede ganarse de quinientos a mil pesos. Y por prudencia no nos atrevimos a preguntarle en que los invierte.

Suso hace parte de una generación de hombres y mujeres que se levantaron trabajando y entendieron que “al que madruga Dios le ayuda” y estar de balde o sin oficio no lleva a ninguna parte.

Desde que llegó a La Loma con sus padres y Gabriel de Jesús, su hermano mayor, vive en una casa de tapias ubicada por donde “Blanca Curra”, apodo dado a la Señora Blanca Tejada.

Hace rato acondicionó lo que antes era la cocina de leña para dormitorio, pues la casa se cae a pedazos. Cuatro de las seis habitaciones están sin techo. Desde hace muchos años, las Empresas Públicas le quitaron la luz y el agua. Los inodoros no funcionan y la poca agua con que cuenta le cae del cielo en aguaceros y la otra se la facilitan unos vecinos en baldes para bañarse, lavar su ropa y tomar de ella. A esto se suma que el SISBEN lo tiene clasificado en nivel dos, lo cual resulta más que paradójico.

Suso se las arregla día a día, para no mojarse, pues cae más agua adentro que afuera de su casa. Sus cosas están regadas en el corredor frontal y en su cuarto, que mantiene con un pequeño candado que pone para que no le roben. Ya se llevaron todo lo de valor, las herramientas, las ollas no se salvaron y por ese abuso prefiere dejar la cédula donde un vecino que se la cuida mientras sale a rebuscarse la vida.

mi-casa.JPG

la-casa.JPG

im000518.JPG

im000513.JPG

corredor.JPG

im000420.JPG

Su apariencia refleja el paso de los años, la pobreza y el abandono. Está medio ciego puesto que no ve por el ojo izquierdo. Pero en medio de las dificultades se siente con alientos de trabajar. Tiene más dignidad que muchas de las personas que conocemos. Se siente útil y dice que es feliz y que a un asilo se ira cuando tenga más 190 años.

Podemos afirmar que existe gente tan pobre, que lo único que tiene en la vida es plata. Pero Suso cuenta con vecinos que entendieron que la pobreza más grande es no tener a nadie en el mundo, es la falta de amor, de un gesto de afecto, es despertar en la mañana sin sentir y saber que nadie se preocupa por si estas vivo o tieso de lo muerto. Tiene familia, pero ellos casi ni se asoman por allí, es como si no la tuviera.

Muchas personas de buen corazón le dan de comer, lo socorren cuando está enfermo y le hacen compañía.

Generalmente madruga a coger café y a rozar el campo, a sembrar platanitos y sacar otras cosas que le da la tierra. Los miércoles y los sábados lo absorbe el reciclaje, pues esos días pasa el carro de la basura.

Va a misa los domingos a las seis de la tarde, sin falta desde que se fundó la Parroquia San Vicente Ferrer en el año de 1.961. Cuando sus padres donaron el terreno para la construcción, en el lugar donde hoy funcionan las tres instituciones más representativas de La Loma.

Son 17 promociones de estudiantes graduados desde 1.985 cuando se fundó El Liceo Loma Hermosa. La mayoría de sus habitantes han recibido los servicios eclesiásticos, representados en los sacramentos Han sido bautizadas 5.789 personas desde el primero de abril de 1.961 a la fecha. A esto se suman los miles de usuarios de la filial La Montaña, Filial de la Biblioteca Pública Piloto de Medellín para América Latina, que presta servicio en La Loma desde 1.961, por iniciativa de la misma comunidad.

Es irónico que el lugar de los tres sitios públicos donde la comunidad se encuentra, socializa y se beneficia de manifestaciones culturales tan importantes como la religiosidad, la educación y el conocimiento, pudieron haber sido la herencia que Suso disfrutaría ahora.

techo.JPG

Suso, mi vecino, tu vecino, el vecino de todos necesita por lo menos de una casa sin aguaceros, con agua potable y energía eléctrica donde no se moje y tenga los servicios públicos básicos. Es hora de que La Loma y sus líderes despierten y agradezcan a la familia que él representa todo lo que hicieron por el barrio al donar el terreno.

No hacen falta sentimientos de lástima, solo se requiere buscar la manera para mejorar las condiciones de vida de un ser humano a quien se le debe mucho, por lo que representan las acciones de sus padres, por estar viejo y por dignidad.

Si perdemos la capacidad de asombro, de hacernos preguntas, de resolverlas y aprender nuevas cosas, puede ocurrirnos que después de vivir 40 años en nuestra casa, descubramos que en frente de la puerta hay un árbol enorme.

reciclando.JPG

Vaya sorpresa, asumimos como natural las calles, los parques, las instituciones educativas, las Iglesias, las asociaciones mutuales, las bibliotecas, pero las personas se convierten en parte del paisaje. Parece que siempre hubieran estado aquí.

Sin darnos cuenta, tenemos prejuicios sobre los demás y no siempre acertamos a adivinar como ciertas personas llegan a ser lo que son.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.