Más que mil palabras


Yo hablando de nuevo del innombrable, faceb… Y es que no quería desaprovechar el tema del concurso de fotografía para colombianos en que me encuentro para mostrar la hermosa labor que realizan las madres comunitarias de La Loma. El tema de la semana es este:

tema

(Clic para ampliar imagen)

Inmediatamente se me vino a la cabeza ese 23 de agosto del año pasado, en el cual asistimos a un extraño evento para “discapacitados”, ese al que en alguna ocasión invitamos por medio de este blog.

Recuerdo que, por parte del grupo, esa tarde contamos con la presencia de Gabriel (argos), Yuliana Paniagua (sondelaloma) y yo. También recuerdo que en esa tarde disfrutamos de un grupo de teatro conformado solo por mujeres (Ver video aquí), de la recreación por parte de INDER, de grupos de danzas de nuestra vereda y de la alegría del público, que, por cierto, fue abundante (ver algunas fotos del evento aquí).

Y, como nunca sobra hablar de las cosas bellas y de la gente bella que nos aleja de esa concepción pesimista del universo y nos regala esperanza, aproveché y comenté esto, luego de subir mi foto el día de hoy: Continue reading

LAS ARTES REPRESENTATIVAS EN LA LOMA


Podríamos decir que las tendencias artísticas en la loma son de orden costumbrista; fundamentalmente por que la loma es una vereda de arraigadas costumbres. Por esto no sería atrevida la afirmación de que las expresiones culturales de la loma, tanto la música, como la danza y el teatro, son un espejo fiel de lo que eran en toda Antioquia hace cien años aproximadamente.

Con respecto a las artes representativas, la loma ha sido fuertemente marcada por las creencias religiosas, plasmadas de una u otra forma en las puestas en escena. La afirmación anterior es demostrada irrefutablemente con el hecho de que cada año en época de semana santa, el grupo Alma de Antioquia, teatralice la vida y muerte de Jesucristo, y sea así la gran atracción la “Semana santa en vivo”.

Otra gran vertiente del teatro en la vereda, ha sido el mal llamado por mucho tiempo, Sainete. El sainete lomeño no es en sí un sainete. Quizá sea abrupto que yo diga algo así, cuando toda una vida, en la loma se han llevado a cabo este tipo de representaciones y siempre se les ha clasificado dentro de éste género; pero es suficiente profundizar un poco en lo que es un sainete para darnos cuenta de que en realidad no coincide con lo que vemos en la loma:

Definición de la Real Academia de la Lengua Española:

“1. m. Pieza dramática jocosa en un acto, de carácter popular, que se representaba como intermedio de una función o al final.

2. m. Obra teatral frecuentemente cómica, aunque puede tener carácter serio, de ambiente y personajes populares, en uno o más actos, que se representa como función independiente.”

Ésta definición, aparte de anfibológica, inútil, no nos da un panorama muy claro de lo que es un sainete; lo único que nos indica es que es una pieza cómica que no entra entre los considerados grandes géneros dramáticos (comedia, tragedia y drama), por lo cual, nos quedamos sin argumentos para asegurar si lo que se hace aquí, es o no, un sainete.

Ahora, entraremos a consultar, métodos no tan tradicionales como el diccionario de la RAE para lograr una diferenciación clara. El Sainete nace en España, y es allí donde alcanza su máximo desarrollo, por lo tanto, si pudiéramos ver un sainete español podríamos comparar características. Es ahí donde las tecnologías y el internet hacen su parte; pues con un solo click, podemos ver claramente aquí, un sainete español:

Bueno, después de ver esto, salta a la vista que lo que podemos apreciar en la loma, es harina de otro costal, es decir, no son la misma cosa. Podríamos encontrar más similitudes si comparáramos con la comedia del arte italiana:

Las tramas del “sainete” Lomeño y las de la comedia del arte, son muy similares: los amores imposibles, los padres avaros, los pretendientes gallardos… son cosas que vemos en ambos generos, además de los parecidos obvios en cuanto a la puesta en escena en orden de escenografía, vestuario y utilización del espacio. Incluso en algunas veces, los actores usan máscaras.

En las puestas en escena, la música y la danza tienen un valor importantísimo, y he aquí algo de lo más enigmático y curioso: dentro de los Sainetes Lomeños, en las escenas de baile, siempre un abanderado sostiene un mástil sobre el cual se yergue un signo de gran influencia popular (como el sol, o el escudo nacional de Colombia), y en torno a éste, se hace, con una gran cantidad de listones, un tipo de danza muy antigua conocida como danza de las cintas, que consiste en hacer figuras trenzando los listones en torno al madero mientras se baila en círculos. Según se cree, este tipo de danza es de carácter religioso, y nace en España, en las celebraciones de la fiesta del Corpus Cristi; sin tener nada que ver ni con los sainetes españoles ni con la commedia dell arte italiana. Lo que es muy extraño, es el cómo éste tipo de danza se ha mezclado con la representación escénica popular, dando a luz un híbrido tan extraño.

Otro hecho a resaltar es el hecho del travestismo. Sí, leyó bien, travestismo. En nuestro sainete no se permiten mujeres. Los roles femeninos son interpretados por hombres, que con rellenos exagerados, faldas y pelucas, recrean horribles caricaturas de lo que podría ser una mujer muy fea. En éste orden de ideas, ninguna mujer en el Sainete lomeño es bella, y aún así, todos los hombres querrán casarse con ellas.

Los textos dramáticos siempre están compuestos en estrofas, formadas por cuatro versos octosílabos, en los cuales el segundo verso rima siempre con el cuarto.

Las presentaciones no están hechas para llevarse a cabo en salas, sino que se exponen en medio de la calle.

Al terminar la función, los actores siempre pasarán un sombrero para que los espectadores pongan en él una donación voluntaria, al mejor estilo de los antiguos saltimbanquis callejeros.

Después de leer todo esto, nos damos cuenta de que nuestro, mal llamado Sainete, es una combinación magnífica de vertientes que posee características del Sainete, de la commedia del Arte, de los bailes de cintas, el teatro en verso… en fin. Es una fusión única de una gran cantidad de cosas magníficas, una transliteración mezclada de representaciones populares europeas, en contextos paisas, habladas en el mejor dialecto montañero. ¿Cómo se dio tal sincretismo y cómo llegó a la loma?

Es una gran pregunta por responder. ¿Y si nuestro “Sainete” fuera un tipo de representación único, que se ve actualmente amenazado por la desaparición?

En éste video, cortesía de Gabriel Vanegas Montoya,  pese a las dificultades de la calidad de la imagen y el sonido, podemos apreciar algunos instantes de la danza de cintas dentro del sainete lomeño, además de los vestuarios anacrónicos y llenos de simbolismos como estrellas y espejos.

Sea del género que sea, nuestro  “sainete” marcaría para siempre la forma de hacer teatro en éste rinconcito cultural del a ciudad me Medellín; lo cual se aprecia de forma clara al leer las Obras de Don Roberto Marín, Don Rodolfo Cano, Don Bernardo Araque, o incluso las mías propias.

Con respecto a al teatro Hoy en día, hay esperanzas. La semana santa en vivo se mantiene fiel a sus principios religiosos, el sainete y aunque débil, sigue en pie. La loma ahora se enriquece culturalmente gracias a que dos de sus hijos, Darwin Usuga y éste servidor de ustedes, hemos tenido la gran oportunidad de conocer otras formas del teatro fuera del corregimiento, como estudiantes de Artes Representativas en la Universidad De Antioquia, lo cual repercutirá de forma positiva sobre el teatro Lomeño.

Por todo esto, podemos decir que nuestra vereda, es un lugar de tradición escénica con particularidades sorprendentes. Un lugar para vivir el arte.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.