¿Debemos callar ante el resurgir de signos de violencia en la Comuna 13 y sectores aledaños?


Como muchos saben, La Comuna 13 de Medellín ha sido conocida solo a través de la óptica de un conflicto que terminó por satanizar calles, trochas, caminos, espacios públicos, casas y habitantes.

Sitios aledaños a La 13 también presenciaron la muerte de padres, amigos, y hermanos en una guerra que nada bueno podía causar.

Ante el ausentismo del Estado; tras años y años de presencia de grupos ilegalmente armados; (patrocinados algunos por la mismas fuerzas del Estado como saldría a la luz pública tiempo después), y legitimados por la misma población que recurría a ellos para solucionar sus problemas; toda Colombia presenció como el Ejército ingresaba a la zona y bajo el nombre de Operación Orión; prometía a la gente la paz de su amada comuna. (Si algo tienen los habitantes de la 13, es un alto sentido de pertenencia hacia sus barrios).

Sin embargo, 7 años después de aquella operación a través de la cual la esperanza en el gobierno nacional se convirtió casi que en epidemia, algunas organizaciones ilegalmente armadas siguen haciendo presencia no solo allí si no también en barrios aledaños como La Loma.

Hace algunas semanas hablaba con un compañero que vive en el Barrio El Salado y me comentaba que otra vez se están viendo algunos roces para pasar de una barrio a otro, y que solo podía pasar de su barrio a otros como La Independencia si llevaba consigo lo que caracteriza a las actividades de su organización: los juegos. Confieso que no le creí mucho dado que también soy víctima de lo que los medios de comunicación venden, la idea de que la paz es total de la zona occidental de la ciudad.

Un par de semanas después, en el marco de nuestro plenilunio, Camela me decía que no debíamos ir a ver la salida de la luna, al sector de La Loma en el que ella vive, porque se estaban escuchando rumores de “brotecitos” de violencia a los que nosotros no nos debíamos exponer.

Estas situaciones me colocan ante el siguiente dilema: muchos luchamos con el fin de que no se siga hablando de nuestros barrios como sitios prohibidos. No queremos que nuestra cuadra sea vista casi con asco, por cuenta de un conflicto en el cual nadie pidió participar. De hecho muchos de los habitantes de La 13, propenden a diario con sus actos y sus vidas por devolverle a la zona un ambiente amable y pacífico y una imagen más humanizada de sus habitantes.

La pregunta que me acosa es si debemos callar ante hechos que evidencian un retorno a épocas de guerra pasada, ¿solo con el fin de reforzar una imagen positiva (aunque falseada) de lo que realmente está pasando?. ¿Qué hacer en este caso?

Anuncios

7 comentarios

  1. Como decía alguien cercano, la violencia no desapareció completamente. La violencia la ocultaron para volverla a renacer cuando sea la ocasión….

    Algo muy triste, ¿Ya ni siquiera podemos hacer un plenilunio tranquilos?

  2. Esto es preocupante, pues es muy cierto que nuevas vetas de violencia se han venido presentando en el barrio sin que nadie haga nada.
    Yo personalmente siento miedo por esto y más aún cundo ya hemos vivido lo que vivimos.
    No sé si los habitantes de estos barrios, soportarían de nuevo el infierno que significó la violencia para ellos.

  3. Yo creo que la función del periodismo ciudadano es informar y dar la voz de alerta. Dulcificar o “decorar” los hechos por conveniencia o por dar una buena imagen solo conduce al desastre.
    Yo espero que las autoridades tomen cartas en el asunto. El estado debe hacer presencia y proteger a los ciudadanos.

  4. Supe de alguien de San Cristobal que dicen lo secuestraron por la loma, y que pasaron por el puesto de la policia como si nada…. Como puede pasar esto al frente de nuestras caras.
    Me dicen en San Cristobal que por aca no hay como subir si es por la loma que miedo y es por la del mar pues igual.
    Y luego de los bueno proyectos que han venido a San Cristobal por seguridad, fincas, gasolineras, el parqueadero de tax maya….seguro que ante cualquier sintoma de violencia contra ellos se iran y se iran con ellos el trabajo y las oportunidades que ofrecen.
    Me da pena ver como la gente se considera mas avispada o porque se monto por la de atras en el bus, o porque se pudo pegar de contrabando a la luz..
    Lo importante es el RESPETO.

  5. no se trata de eso cati, yo misma digo que todavía hay violencia, que los paras todavía matan en el monte y no lo niego, pero no podemos quedarnos ahí, todos los habitantes de la loma hemos hecho un gran esfuerzo por superar poco a poco todo el daño que hemos vivido, no se trata de ocultar cosas, se trata de mostrar la realidad completa, la violencia existe, pero hay gente que aún así progresa día a día por mostrar otra cara de la loma, no es justo que nos quedemos mostrndo solo la violencia, como si fuera lo único que tiene la loma.

  6. por ej, hoy alguien llegó al blog de convergentes buscando “violencia la loma” o algo así, la verdad es que deseo fuertemente que no se quede con ver este escrito y vea, por ejemplo, escritos sobre doña blanca, suso, madres comunitarias…

  7. […] al aumento de la población y a otros peligros los niños ya no tienen ni siquiera un lugar seguro para jugar a las […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: