Nuevos brotes de violencia


El monstruo de la violencia comienza a despertar de nuevo, pues en las comunas 13 y 60 de Medellín han sido asesinados en los últimos meses varios jóvenes. En la comunidad ya se siente el miedo, ese miedo disfrazado de cotidianidad, ese miedo que todos pretenden ocultar, pero que cada día se refleja más en cada rostro. Ya se habla de listas de posibles candidatos a morir en manos de aquellos que quieren tomarse la justicia por sus manos; también se habla de desaparecidos.

¿Debemos aceptar acaso que sobre nosotros pesa el anatema de la tragedia? ¿Esperar con resignación la bala destinada a volar nuestros sesos? Al parecer de nada sirve que tengamos tan de cerca la presencia de las autoridades, porque esto no ha impedido que la muerte haga sus rondas nuevamente.

Parecemos el mediocre argumento de aquellas películas en las que el asesino revive de sus cenizas o emerge de las aguas ,no sé cada cuantos años después, para acabar con medio pueblo.

Triste constatar que estos barrios que nos vieron nacer y crecer, por fuerza de la costumbre tengan ahora que vernos morir, prematuramente, en medio de las balas. ¡Qué triste y qué injusto es que el capricho de algunos se convierta en la pesadilla de muchos!

¡Qué absurdo es tener que privarse de la magia de la noche, de un paseo bajo la luz de la luna con los amigos, porque otros deciden que así tiene que ser!

¿Hasta cuándo por favor, hasta cuándo?

Anuncios

4 comentarios

  1. Definitivamente, esta tierra ha bebido demasiada sangre joven en los últimos años. las plataneras nacen rojizas y los mangos saben a hierro.

  2. Tristemente es ver que la ciudad duerme acobijada con ese miedo de la violencia pero lo mas triste es saber que vivimos baja las manos de un estado donde las autoridades y encargados de la seguridad duerman mas que los citadinos.

  3. El comentario que hizo Milthon expresa lo que yo quisieradecir con muchas palabras. Sin embargo, frente a este tema lo único que percibo es impotencia; duelen los muertos del pasado pero asusta mas el fantasma de la indiferencia

  4. creo que catirestrepo ha dicho algo muy acertado, duele más la indiferencia…

    excelente escrito, tiene usted, ca mela, una capacidad para dejarlo a uno sin palabras…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: