Abierta la temporada de caza: Hipopótamos


Durante los últimos tres días de la presente semana, los medios de comunicación colombianos han pasado, dentro de sus grandes titulares, la funesta información de la cacería que se inició de dos de los más distinguidos inquilinos de la mítica hacienda Nápoles, de la cual era dueño el extinto jefe del cartel de Medellín Pablo Escobar Gaviria, quien decoro su tierrita con estos bellos mamiferos, traídos desde tierras africanas.

Como es sabido por todos, instintivamente, los animales se reproducen, hoy, después de largo tiempo, de aplicar la acción de extinción de dominio sobre los predios que comprenden la hacienda Nápoles, dejada a su suerte, por el Estado, estos mamiferos ya son 22, de los cuales 2 se han escapado de su habita, haciendo de las suyas en todo el municipio de Puerto Triunfo y alrededores.

Éste “animalito” pesa entre 2600 kilos y 3500 kilos, mide 5 metros, gusta de las zonas húmedas, lagos, de climas cálidos y de zonas con vegetación abundante, para garantizar su alimentación, a pesar de ello, éste “noble” mamífero tiene un defecto, “tiene mal genio”, según los estudiosos de la vida animal es quizás una de las especies más territoriales del planeta, con un prontuario extenso de muertes humanas, gracias a la imprudencia de los mismos, al invadir el territorio del “caballo de río” como lo llamaban los griegos.

Resulta paradójico que al saber tales características de éste animal, las autoridades competentes no hayan actuado con prontitud, evitando el uso de la fuerza, cazar un animal, pero que más se le puede pedir a la institucionalidad que desde hace 7 años ha sido permeada por el pragmatismo y el facilismo, el cual sólo conoce un método, la fuerza, afortunadamente, los que aún están cuerdos y quieren hacer cosas buenas por nuestro hábitat, han elevado su voz de protesta a tal actuación y han propuesto alternativas para que estos animales puedan vivir en un escenario apto, sacándolos de una dinámica natural en donde la muerte se hizo parte del paisaje.

2 comentarios

  1. Al menos el zoològico de Pereira fue el ùnico en el mundo que se apidadò de estos “pequeños animalitos”, muy gracioso tu modo de contar la historia,
    abrazos

  2. Aqui no hay nadie que se salve….Hasta nuestros queridos simpaticos amiguitos han llevado del bulto… Ahh es como aqui todo se soluciona con bala!!! … y no se buscan salidas mas amables para cualquier situcaciòn…
    y aprovecho un saludito para nuestro amiguito finquerito del magdalena medio con complejo mesianico…..¡Heil Hitler!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: