Mis amoríos con la caja boba: serie de reflexiones acerca de los usos y el disfrute de la televisión II parte (La llegada de la televisión a Colombia)


Desde la semana pasada me propuse escribir una serie de reflexiones acerca de la televisión ,haciendo un recorrido por la historia y referenciando usos alternativos que se le han dado desde el videoarte, como la apropiación en los últimos años con las nuevas tecnologías utilizando y soportándose en la Web como medio de emisión constante, creando contenidos totalmente adversos a la tele comercial.

En nuestro país la televisión fue inagurada en el año de 1954 conmemorando el primer aniversario del General Rojas Pinillas.

Todos los dineros que permitieron traer esta costosa tecnología provinieron de la bonanza cafetera que se dio en aquellos años, a pesar de que grupos económicos y políticos se negaron apoyar esta iniciativa.

Por toda esta implicación es el estado que se responsabilidad de la televisión en Colombia desde la importación hasta la administración, esto la orienta como un aparato de propaganda y vitrina presidencial del Dictador Rojas Pinillas.

La parilla de programación era conformada por espacios informativos que divulgaban constantemente las actividades del gobierno, todo esto contrarrestaba las criticas de la prensa que era prácticamente la vocera de los grupos económicos y políticos, es así que la televisión en nuestro país se utilizo como herramientas de interés político.

Se realizaron otros contenidos clasificados como “culturales” o “educativos” sin embargo estos eran estrategias para distraer a la población de los problemas políticos, esto permitió mas adelante la instalación del Canal II que se intereso en una programación educativa bajo la dependencia directa de la presidencia.

En cuanto al manejo técnico fue muy insipiente, empírico, no había personal capacitado y casi todo provenía de la radio tanto personal técnicos como capital, por lo tanto los programas fueron de una mala calidad, todos los programas se realizaban en vivo y la poca capacitación se recibió de unos cubanos que permanecieron unos cuantos años en el país, pero era poco el personal de operarios que se capacito y realizó cursos en el exterior.

Progresivamente la calidad de programas fue mejorando, el personal cada vez se fue capacitando, el número de receptores fue creciendo algunos de ellos importados por el gobierno y distribuidos a bajos precios en las clases medias, todos estos factores sumándole la caída de los precios del café hizo que la empresa privada y sectores comerciales vieran en la televisión un negocio lucrativo alterando los contenidos de los programas.

De esta manera, los publicistas se dieron cuenta del crecimiento de la tele-audiencia y prometían aportar al mejoramiento continuo de la calidad técnica, fue asi que en el gobierno se propiciaron los intereses comerciales.

En 1957 el gobierno entrega a manos de la empresa privada la televisión colombiana para que hicieran de ella un jugoso negocio. Desde ese momento no solo los contenidos o programas se saturaron de publicidad sino que tomo una orientación hacia el entretenimiento y la noticia informativa.

En 1963 el estado creó el Instituto Nacional de Radio y Televisión – INRAVISION con el objetivo de organizar todo el desorden creado por las empresas comerciales, la cuales desde 1957 no tenia control del Estado las funciones de INRAVISION consistía en regular sistematizar, arbitrar constantemente la lucha de intereses económicos y políticos que se escondían tras la televisión, nominalmente perteneciente al estado pero explotada por las programadoras.

En fin ,para no hacer tedioso y aburrido este post la televisión en Colombia comenzó a descentralizarse en los años ochentas con la creación de canales regionales y locales, repitiendo las misma historia de la llegada de la Tele al país, falta de experiencia, carencia en los contenidos y convertido en una buena de oportunidad de negocio comercial empobreciendo el contenido de los programas.

Sin embargo hay canales de tipo local que le están apostando a la calidad y contenidos, no me gustaría mencionarlos para no entrar en discusiones por que no soy un erudito en el tema, lo hago desde la perspectiva de un simple tele-espectador que lo que ha hecho revisar escritos guardados, consultar libros empolvados, investigar y escribir sobre un medio que me brindo muchas sastifacciones infantiles y con el cual me encuentro en un romance, llevándome casi a la reconciliación.

Seria bueno mencionar la llegada del Homevideo y el TVcable antes que se me queden en el tintero, lo que permitió que la tele-audiencia se fragmentara y buscara otro tipo de contenidos mas interesantes que los ofrecidos por los canales nacionales.

Les dejo con dos programas muy representativos en nuestra historia televisiva.
Zoociedad de Jaime Garzón y un clip introductorio de la serie humorístico Romeo y Buseta dirigida por Pepe Sánchez.
Este articulo esta basado en la investigación que realizó el videoartista,investigador y academico Gilles Charalambos sobre la historia del videoarte en Colombia, dejo el link donde se encuentra el documento en su totalidad http://bitio.net/vac/

Anuncios

4 comentarios

  1. Hoy los medios manejan la información a su amaño y representan los grupos de poder que manejan el pais ; es una influencia muy marcada y efectiva que es necesario mirar con cuidado y distancia para no dejarse absorber.

  2. Hola Henry , esta muy bacana tu receña, pero no comparto tu enamoramiento actual con la TV. Al igual que muchas personas tengo television por cable y por lo tanto acceso a muchos canales de los cuales contadas ecepsiones ofrecen algo que realmentre valga la pena, dentro de esta invasión a gran escala de realitis sin sentido, secciones fashion sonsas y vaicas en los noticieros, cine basura de Hollywood cargado de comerciales alragando las peliculas de manera interminable prefiero ponerme a leer o estar en internet a perder mi tiempo reconciliandome en amorios con la caja boba que en estos momentos, la menos para mí tiene muy poco que ofrecer.

  3. Hola Henry, me gustó bastante tu artículo. Creo es un tema que aparece en todas las conversaciones sin excepción. Por un lado, estoy de acuerdo con Julián, el cable no ofrece sino más de lo mismo. En vez de novelas, series americanas (o ahora imitaciones de todas partes) , que finalmente son su equivalente. Y no digo que no sea una televidente. De vez en cuando me siento a ver una serie o una película Hollywoodense; pero ciertamente son pocos los canales que emiten programas que no me hacen sentir culpable por haber desperdiciado mi tiempo.
    Yo me atrevo a mencionar un canal colombiano que emite programas excelentes, interesantes, aportantes, de calidad; y ésto lo digo como una humilde televidente, y es Señal Colombia. Creo que lo único que le reprocharía son las películas que pasa, pero en general, nunca falla con una buena programación.

    Por otro lado, ¡qué más puede hacer una empresa privada que invertir en lo que la gente ve? y ¿qué ve la gente en Colombia? NOVELAS

    • Pues como cualquier medio ,en la tv se encuentran contenidos malos como buenos,pero a decir verdad es mas el contenido carente de informacion de interes relevante… Pero se encuentra uno que otro canal interesante, pero no se que es lo que mas me hace reconciliar: Encontrar contenidos de interes o el insesante zapping….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: