Empleo, la inestabilidad de las temporales (IV)


Tomado de elblogdetomy.com

Tomado de elblogdetomy.com

El decreto 4369 de 2006 dio pie a la convalidación legal de las famosas y no bien ponderadas empresas temporales, las cuales son identificadas como: “aquellas que contratan con terceros beneficiarios para colaborar con temporalmente con el desarrollo de sus actividades, mediante la labor desarrollada por personas naturales (trabajadores en misión), contratados directamente por la empresa temporal, la cual tiene con respecto a éstas, el carácter de empleador” (Art. 71 ley 50 de 1990 y Dcto. 4369 de 2006)”.

En el argot común y corriente ello se conoce como la tercerización del empleo, ello significa que una empresa pide a una temporal un grupo de trabajadores, los cuales dependes exclusivamente en su salario, EPS, ARS, caja de compensación familiar y demás prestaciones sociales de la temporal, pero son trabajadores de la empresa donde laboran, a fin de cuenta el trabajador tiene dos patronos, pero solo uno le paga.

Tal laberinto laboral se creo con el ánimo de disminuir las cargas prestacionales de los empleadores, mayor capacidad y captación de recursos para estos, los empleadores.

La temporales, desde 1983, viene desarrollando sus actividades, las cuales son dirigidas a asociar grupos de empleados que tiene como objetivo hace realizar trabajos ocasionales, accidentales o transitorias, ejemplo de ello son los reemplazos por vacaciones, incapacidades o maternidad, en aras a que las empresas no ven disminuida la producción por la falta de un elemento de trabajo. en principio suena muy elogioso la labor de las mismas, pero ¿cuándo ya se ha subsanado la incapacidad, las vacaciones o la maternidad?, ¿Qué pasa con el temporal? la respuesta es simple, “¡muchas gracias por su labor, ha sido de mucha ayuda, lo llamaremos para otro reemplazo!”.

La empresas temporales se han caracterizado por ser bolsas de empleo, momentáneas, de un lapso de tiempo muy corto, en las cuales las condiciones de trabajo son inestables, no existe una forma de segurar que el trabajo que se desempeña sea continuo y digno.

Finalizo con este artículo el tratamiento del empleo visto desde cuatro formas: la guerra, la política (las campañas de cada 4 años), la informalidad o subempleo y en última instancia la temporalidad, el objetivo de los mismo era presentar un punto de vista, de uno de los problemas estructurales de nuestro país y hacer conciencia de los que se derivan de los mismos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: