De la indignación, a la reflexión y la acción


Por fortuna encontraron la estatuilla del premio, que hurtaron ayer. Estoy hablando del Nica dorado que ganó Hiperbarrio. Se trata de una réplica pequeña de la también llamada Victoria de Samotracia, (una monumental escultura que preside la entrada del segundo piso del Museo del Louvre y de la cual se encuentran otras dos versiones, una de ellas en el Museo de Historia del Arte de Viena). Es una buena noticia después del penoso hurto que acaba de sufrir la Biblioteca de La Loma: La encontraron en el techo por donde entraron y se fugaron los ladrones. Al parecer abandonaron allí la pequeña obra de arte y la noticia da un poco de alivio, al mismo tiempo que obliga a pensar.

El hurto está consumado y muchas preguntas quedan en el aire. La principal tal vez sea ¿qué motiva a estos cacos a entrarse a una biblioteca? La respuesta no es fácil y ya hay conjeturas. En especial porque esta semana han sucedido otros 3 o 4 hurtos en varias viviendas del vecindario.

A raíz de que la estatuilla fue abandonada, se me ocurre pensar que puede tratarse de adictos a la droga. Es muy triste aceptarlo, pero en Colombia hoy en día, éstos proliferan y en su desespero por conseguir dinero para seguirse drogando, roban hasta sus propios familiares y amigos. Una estatuilla tan singular no es fácil de vender a los “reducidores” o a los dueños de prenderías que compran objetos sin preguntar su origen. Además y de manera muy “estética” la estatuilla de Nica, la Diosa de la Velocidad, los incrimina muy fácil

El narcotráfico tiene muchas aristas trágicas: no solo desata corrupción y violencia sino también un lucrativo mercado interno dentro de Colombia, que florece debido de los decomisos de los envíos que a diario se exportan a otros países. Los narcotraficantes se dan a la tarea de impulsar el consumo en Colombia, a precios muy bajos para poder enganchar a muchos en su tenaza de vicio. Reclutan así a jóvenes desempleados para que salgan a venderla, no sin antes regalarles varias dosis para que le cojan “gustito” al producto. Esto termina afectando a familias y barrios enteros. La adicción crece y con ella miles de tragedias personales. En muchas casas es muy común hoy tener un familiar con problemas de droga o un adicto impenitente.

Del dolor hay que pasar a la reflexión y de la indignación a la acción.

¿Que puede hacerse con la criminalidad galopante? Varias cosas. Por lo pronto lo cierto es que la mayoría de los delincuentes son adultos y es muy difícil que uno pueda influir sobre ellos. Pero con los niños y los jóvenes que se están formando ahora puede hacerse algo.

Se me ocurre que si yo estuviera ahora en Medellín, iría a todas las escuelas de La Loma. Para hablar con los profesores y proponerles dedicar una hora de clase con cada grupo a contarles del robo y preguntarles a los chicos qué piensan del suceso. No se trata de ir a predicarles la importancia de ser honrados y de respetar a la comunidad en que viven. Eso lo hacemos con frecuencia. Se trata de algo más socrático y radical. De formular preguntas hondas y reflexionar con ellos, d permitirles que se expresen y que con cabeza propia piensen sobre el futuro que nos espera.

Reprimir es importante y la delincuencia debe ser detenida. Pero al mismo tiempo es importante conversar sobre estos actos vandálicos, con los niños, los jóvenes y los mayores para buscar fórmulas que detengan esta oleada de hurtos, amenazas e intimidaciones dentro de las localidades donde vivimos. Creo importante movilizarnos pronto, y desde abajo, al mismo tiempo que presionamos a las autoridades gubernamentales para que actúen.

¿Será posible convencer a los profesores de una acción de éste tipo?

2 comentarios

  1. Y allá no tienen sistemas de seguridad de los vecinos organizados? algo muy simple, el primero q se da cuenta de algo hace sonar un silbato y todos salen y por lo menos asustan a los ladrones. Ahora si pueden capturarlos y entregarlos a la policía mejor. Digo, no?

  2. […] […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: