¡Basta ya! ¡Que cesen las balaceras nocturnas, la dinamita y los incendios forestales!


Tal parece que los habitantes de La Loma debemos acostumbrarnos a la arbitrariedad, el abuso y el descaro de todo aquel que llega a imponer su ley criminal en La Vereda. Me refiero principalmente a dos “actividades” que nos imponen por la fuerza, sin que podamos hacer nada. Una de ella son las ya acostumbradas balaceras que se desatan por la noche y que no obligan a dejar lo que estamos haciendo para correr a ocultarnos en el lugar más seguro de la casa. La semana pasada, por ejemplo, me disponía a digitar unos trabajos para la universidad, cuando de pronto comenzaron a zumbar las balas por encima del techo y claro, hasta ahí llegó mi trabajo, pues tuve que ocultarme con mi hija debajo de la cama y allí nos tocó dormir por el temor de alguna bala perdida.

La otra “actividad” a la cual quiero hacer referencia, son a las fuertes explosiones que se escuchan en la escombrera. La dinamita que utilizan provocan un estrépito aterrador y yo sólo puedo pensar en el gran dolor que siente nuestra tierra, con cada una de estas detonaciones. Les juro que me duele, como un demonio, ver como están desentrañando la montaña, socavándola y dejándola estéril y sin vida; y como si esto fuera poco, los incendios aumentan por el descuido y la insensatez de aquellos que sin ningún escrúpulo, arrojan vidrios, latas y hasta tiran con toda intención sus colillas de cigarrillos aun encendidas para provocar incendios que se prolongan por largas horas, hasta que los bomberos logran controlar la situación.

¿Si los buenos somos más, por qué permitimos que estas cosas sigan pasando?

Por miedo; porque todos sentimos un gran temor de comprometer nuestra vida, ignorando que la vida no la están quitando a pedazos, cada vez que permitimos que la delincuencia y la injusticia avancen sin ningún obstáculo.

Anuncios

5 comentarios

  1. Estamos totalmente de acuerdo doña camela, a veces ese miedo a actuar nos quita la vida a pedazos, pues dejamos que se cometan todo tipo de atropellos con nuestro hogar, nuestra tierra, que es la que nos permite seguir vivos.

    abrazos y éxitos

  2. Delicada situación y pensamos: ” ¿a donde podemos acudir?” .Pero hay una realidad que es latente en cualquiera de nuestras comunidadesvel miedo que tú bien mencionas.
    Los eventos catastróficos acrtuales no son nada más que nuestra imprudencia con el cuidado de la naturaleza y tarde o temprano tenemos que pagar por nuestra insesatez

  3. Qué podríamos pensar acerca de las calamidades que hacemos los humano, unos protestan pero no hacen nada, unos se eximen “eso no es conmigo”, y otros se dedican a escribir y de alguna manera tratar de cambiar lo que hay a partir de lo que expresan, ese es un buen principio para un largo camino.

  4. Me duele mucho y me enfurece tu reflexión, tan compacta, tan honda y tan dura.
    Dejarnos arrinconar y amedrentar no es la solución. Llegó la hora de pensar las cosas, expresarlas con la claridad que tú lo haces y empezar a buscar, entre todos, que paren estos abominables atropellos.

  5. […] cuando esta lucha de pandillas o de gente intolerante nos va a seguir agobiando? ¿Por qué las personas inocentes pagan?. Son muchos los interrogantes que me hago. No sé ni qué […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: