Recorriendo la escombrera, un lugar reseco y áspero


El cemento consume la naturaleza, ante la indiferencia o ignorancia de los habitantes del Barrio Eduardo Santos, sector de La Loma – Comuna 13-  de Medellín.  Esa es la realidad de la escombrera”. (Lully)

Quedé de encontrarme con Yesenia, Franky y Julián a la una de la tarde,  para ir a realizar un vídeo en  la escombrera,  ubicada en el barrio Eduardo Santos del sector La Loma de San Javier, Comuna 13.  Me advirtieron que debía ir con tenis y   jeans  porque debía estar cómoda,  dadas las circunstancias que envolvían ése lugar.  No me imaginé que el trayecto sería largo y desértico pero tampoco de la historia y los misterios que envuelven ese lugar y que aún siguen vigentes en la memoria colectiva.  De esta forma asistí a una inolvidable aventura veraniega que a su paso me colmó de múltiples sorpresas.

Franky, Lully, Julián y la mascota Nachas

El sol caía en forma agresiva y perpendicular sobre nuestros cuerpos, habíamos llevado varios contenidos con agua que,  tomábamos a sorbitos   para evitar gastarla antes de tiempo. Los dos caballeros cubrieron sus cabezas con gorra pero nosotras las mujeres no.  Esto fue solucionado pronto por Yesenia,   quien  se protegió con su buzo negro.  Luego yo hice lo mismo cuando ella me prestó una blusa blanca del uniforme de su universidad,  la cual guardaba en su pequeño bolso rojo  (entre las muchas otras cosas que ella suele cargar en tan poco espacio, para sorpresa y bromas de nuestros acompañantes).   Con nuestros cabellos y nuestros rostros cubiertos, parecíamos mujeres del oriente medio, pero este estilo de vernos tan cubiertas  no nos importó porque  pudimos evitar que los rayos del sol causaran efectos nocivos en nuestros rostros ya que no había forma de hacernos bajo la sombra de algún árbol.  Parecía un desierto con algunas partes verdes que sobreviven.

Yesenia y Franky

Yesenia y Franky

A nuestra expedición se sumó la mascota canina de Julián “Nachas”.  Así los cinco expedicionarios, entre  áridos y secos caminos, fuimos ascendiendo poco a poco para adentrarnos en las alturas de ese lugar,  hasta llegar al lago  (una especie de laguna enorme),  interrumpiendo el baño de seis niños y adolescentes  que contestaron a nuestro saludo en forma prevenida,  mientras se bañaban dentro sus aguas turbias que,  otrora  sirviera de fosas comunes y la zona “caliente” de crueles asesinatos.  Lo comentan aún en  los corrillos cuando se  rumora a voces tímidas entre los habitantes del sector:   “Su fondo debe estar  cubierto de los huesos y restos humanos que dejaron los paramilitares y que luego taparon con piedras y escombros para que sus cuerpos no salieran a flotar a la superficie”.

lago de aguas turbias
lago de aguas turbias

Seguimos ascendiendo y mientras tomábamos fotos y vídeos, tratábamos de no resbalar entre las montañas de escombros que a su paso dejaban las volquetas que se iban vacías para regresar cargadas.  Yo requerí de la ayuda de Julián y Franky,  en quienes me apoyaba y me tendían la mano, para lograr sobrevivir en esta aventura.  “He perdido mi virginidad en atravesar morros de este tipo”, les dije con picardía, sonreímos todos  (era una forma de ponerle sentido del humor, el lado positivo a la situación)

Franky observa con desolación la transformación del lugar

Franky observa con impotencia la transformación del lugar

El polvo de las trochas de acceso, la cercanía con la explotación de arena y piedra, la sequedad de un agonizante arroyo de agua, la resequedad de las hojas descoloridas,  la aridez del terreno y el ruido de las volquetas, eran nuestros acompañantes, mientras mirábamos con impotencia los destrozos de los escombros que caían sobre las escasas ramas verdes que poco a poco se extinguen en su entorno interior.  Muy de cerca se veían los pinos sobrevivientes de este atropello ambiental que,  poco a poco estaban siendo tapados por trozos de pavimento.  A mediano plazo,  éstos podrán desaparecer, es lamentable.

El sol se había desvanecido, eran las cinco de la tarde, pero el calor era sofocante.  Regresamos pensativos.  Un lugar que  hace poco fue la inspiración para la reforestación, ahora era un cultivo de escombros de cemento.  Es por eso que al bajar y mezclarnos entre las primeras casas del Barrio Eduardo Santos,  hicimos un sondeo entre los habitantes del sector,  pero sus respuestas dejaron entrever el desconocimiento del atropello ambiental;  ellos sólo hicieron alusión al ruido de las volquetas y el constante tráfico vehicular.  Sin embargo, para nosotros, que no somos ajenos  a los desmanes del hombre con respecto al ecosistema,  esto nos sensibilizó aún más.  Por lo tanto,  sea este escrito  una invitación a la reflexión de  lo mucho que debemos hacer en el barrio Eduardo Santos,  sector de La Loma,  comuna 13,  sobre este tema ecológico.  ¡No en vano estamos evidenciando  los efectos del calentamiento global!

Anuncios

14 comentarios

  1. Felicitaciones por este excelente escrito, es muy importante la concientización y eso es algo que se va logrando poco a poco, es triste que el hombre solo se concientice cuando en realidad le afectan los efectos de su destrucción del planeta de forma directa e inmediata (como este fenómeno del niño que ha sido realmente fuerte y ha concientizado un poquito a la gente).

    Es triste lo que comentas, pues esas plantas consumen el dióxido de carbono que se produce en la tierra, mitigando un poco el efecto de invernadero, mientras que su reemplazo, los escombros, absorben de manera perfecta el calor, como pudieron percibir ustedes.

    Abrazos y mil felicitacines de nuevo.

    • Pobres plantas pero también animales y nosotros los humanos con las consecuencias que esto conlleva. Me contaba Julián que el polvo que ingresa a su casa es exagerado y causa de molestias en la salud de varios habitantes.

      Nos abrazamos y recibo con beneplácito tu reconocimiento.

  2. La mítica escombrera, un lugar de bastantes sucesos en la Comuna 13. Gracias Lully por enseñárnoslo!

    • Pensarlo me sensibiliza por tantas vidas desaparecidas.
      Gracias pachito por estar tan cercano.

  3. Me alegra mucho tener tús escritos más seguidos por este espacio, es triste ver como ha terminado este lugar, afectando a todos los habitantesdel sector por el ruido, el polvo , pero más que eso es el daño que le han hecho a la naturaleza.

    Por otro lado me alegra mucho tambien que haz comenzado arriesgarte hacer cosas con el video, te felicito y que bueno que el taller de video este dando frutos.
    Abrazos!!!

  4. Y tú el profe que me ha enseñado vídeo. Eres muy valioso Henry y gracias por valorar esta entrada.
    Nos abrazamos!

  5. En todos lados hay zonas así, ¿Qué hacemos por ellas? los vecinos y los que no lo somos debemos preocuparnos pues a todos nos atañe. Saludos!

    • Gracias Juan. En el II Simposio Iberoamericano de Ingenieria de residuos, celebrado en Barranquilla – Colombia, se concluyó que “parte de estos escombros pueden ser recuperados y reutilizados dentro de la misma obra. En este programa, se propone la utilización del material recuperado para la preparación de un concreto para adoquines. Se plantea, entonces, un programa de gestión integral de residuos de escombros (PGIRE) que pueda ser implementado en proyectos de construcción”.

      Hay maneras de soluciionar y darle mejor manejo a los escombros, considero que es cuestión de que los gobiernos se propongan esto a través de sus ministerios del Medio Ambiente, pero esto sólo se da cuando las personas se unen y exponen con argumentos y con perseverancia, sus situaciones catasfróficas.

      Así que de cada uno de los ciudadanos también depente, haciendo eco en su comunidad o en los grupos de líderes de cada región.

      Un abrazote!

  6. Escuchè en estos dìas qeu hay un proyecto en Medellin para aprovechar los escombrios, saben algo?

    • Son unos estudiantes que proponen algo similar a lo que la Alcaldía de Cali ha logrado. Ellos saben que se contamina menos si se reutilizan los escombros para hacer materiales de construcción nuevamente, que si los compran nuevos y con el Dagma socializa el proyecto de reutilización de escombros. Hay mucho por hacer.
      Gracias lina por tu participación y un cordial saludo.

  7. Uyyy pero como andamos de trabajosos….jejeeje…
    Se les quiere mucho y excelente el trabajo que están haciendo, super super…los extraño muchote!

    • Las semans de talleres fueron toda una experiencia. Hemos pasado momentos de aprendizaje y de diversión. Te extrañamos también apreciado Xady.
      Un abrazote!!

  8. Lully querida, sorprendes con esta labor. Ya entiendo porque te has perdido tanto.
    Esos escombros pueden tener otro uso en la reutilizacion y escuche hace poco de un proyecto que se lanzo por parte de un Antioqueño pero no supe mas, yo tambien quiero ampliar esa version que seria una solucion eficaz. Motivas con la entrada y con el corto pero bien logrado video.

    Besos Lully.

    • Gracias Pablo, en definitiva es una tarea por emprender de común acuerdo con el ministerio del medio ambiente y que Antioquia ni ningún departamento de Colombia pueden descuidar. Hay formas de aprovechamiento de escombros pero también hay que saber manejarlo de manera adecuada y que las entidades del gobierno sepan establecer contactos que apunten a esta solución y de paso proporcionar empleos.
      Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: